Martha es una persona excelente y mejor todavía como terapeuta, me ayudó muchísimo y te hace ver las cosas como realmente son. Cada sesión se hace muy amena y consigue hacer escucharte a ti mismo y valorarte más y así consigue que realmente que disfrutemos de la vida, es como el toque que te hace volver a la realidad.

― Ana Belen