Despúes de la tormenta… Elaborar DUELO MIGRATORIO

terapia-gestalt-madrid

 

Hola!

Cómo has estado este mes? Ya estamos en los últimos días, seguro que quizá estás pensando cada vez más en las vacaciones, en este lado del mundo el buen tiempo significa vacaciones, así que estoy encantada de que haga solecito 😉

Esta semana quiero contaros que pasa con el duelo en un proceso migratorio, si has leído artículos anteriores es un tema del que he ido hablando, y me parece importante al igual que con otros duelos poder entenderlo, y empezar el proceso. Y tomar consciencia creo que es el primer paso para cualquier proceso.

Allá vamos!

Al igual que otros duelos, el proceso depende de muchos factores. Según Achotegui se observan diferencias de género, los hombres tienen una fase inicial de negación más intensa y más duradera que las mujeres. La expresión del duelo surge antes en las mujeres que en los hombres (no quiero decir nada, aunque creo que se debe a la educación machista en la que nos educan…)

Y añade que se ponen en marcha una serie de mecanismos de defensa, los más utilizados son:

  • Negación:

“todo es igual que en mi país”; “a mí no me afectan estos cambios”.

  • Proyección:

“aquí la gente es muy diferente”; “en mi país no somos tan mal intencionados”.

  • Idealización:

“mi país es el más bonito del mundo, y la comuna donde yo vivo más aún”; “aquí sí que se vive bien”.

  • Animismo:

Es una forma de atribuir rango humano a entes no humanos: lengua, cultura, país… que sufren, están tristes, gozan de salud… como los humanos (ej. Marruecos llora a los hombres y mujeres muertos en el Estrecho.)

  • Formación reactiva:

Hacer lo contrario de lo que demanda el impulso; en el intento de amoldarse a la nueva cultura intentan rechazar su cultura de origen.

  • Racionalización:

Separar el componente afectivo del cognitivo, evitando el sufrimiento.

Y como ya es sabido después de la tormenta llega la calma, y la elaboración de los duelos, ha sido adecuada, se produce un crecimiento y desarrollo, una evolución de la persona.

Esta elaboración del duelo migratorio conlleva pues la integración de la nueva situación, integrar el país de acogida con sus normas, ritos, costumbres… sentirse parte de éste; pero no por ello supone olvidar el país de origen, más al contrario incorporar su recuerdo en la vida diaria conciliando ambas vivencias. Ciertamente este desafío entre los orígenes y el destino es un duelo, que implica la acomodación sin olvidar.

Con cada duelo ponemos en práctica nuestro propio “estilo de afrontamiento” el cual lo hemos ido construyendo poco a poco, desde el mismo momento que tuvimos las primeras pérdidas (el vientre y el pecho materno, el chupete… si nos remontamos mucho). Este estilo de afrontamiento es personal, pero está sujeto a influencias externas, por ejemplo la cultura, que establece parámetros de qué y cómo sentir en cada situación; o en la familia, en la que las personas mayores van dejando a las personitas pequeñas un legado de cómo afrontan sus duelos.

Sin duda un aporte importante a nuestro estilo de afrontamiento es la observación de cómo nuestros/as mayores (especialmente nuestros/as padres y madres han afrontado sus duelos).

A su vez destacar que la red social tiene un papel importante en el afrontamiento del duelo.

Deseo que estos artículos te ayuden a comprender lo que sientes o has sentido. Y si no, te ayude a empatizar con tus vecinos y vecinas que lo han pasado o lo estan pasando.

Si te gusta comparte!

 

Feliz semana!

 

Martha Echeverry Villegas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s