Desamores o crisis en lo cotidiano

Desamor en lo cotidiano

Sigo con el tema del desamor ya que sé que muchas tenéis dudas sobre el tema, y también para aclarar significados que a veces sentimos, aunque no sabemos cómo nombrarlo.

Es importante diferenciar el desamor a una crisis que vivimos con nuestra pareja.

Una crisis se puede dar porque alguna persona de la pareja está pasando por una situación emocional difícil o también en el propio vinculo de la pareja, aunque esto no llevaba a la ruptura sino a un reajuste del vínculo (cambios en la convivencia cotidiana).

Y siguiendo con el cotidiano, en el día a día se dan pequeños desamores y es normal. Tú cambias y la otra persona también, y se van dando circunstancias como: muertes, enfermedades, perdida del trabajo, conflictos con l@s hij@s, distribución de tareas, deseo sexual, límites y acuerdos en el espacio personal. Y otras que podríamos llamar positivas como pueden ser: mejora de la autoestima, de la economía, conocer nuevas personas, etc. que nos hacen recolocarnos y por supuesto recolocar nuestra relación de pareja.

No hemos de tener miedo a los pequeños desamores, ya que pueden servirnos para producir cambios.

En toda relación amorosa hay conflictos, discusiones y crisis por temas importantes y/o banales, que podemos ver como una oportunidad para reajustar nuestra relación y crecer como pareja y como persona.

Y dar realismo a nuestra relación, darnos cuenta de lo que nos gusta y de lo que no de nuestra pareja, y aun así reafirmar nuestro amor…”te quiero a pesar de… “. Por lo tanto no hay que romper con nuestra pareja o cuestionarla a la menor discusión, frustración o vivencia de desamor.

 Y nos ayudará a distinguir que hay dos tipos de frustraciones: ((es importante distinguirlas para mejorar nuestras relaciones personales)).

  • Las que No tenemos que aceptar, por ejemplo una pareja que nos maltrata a cualquier nivel.
  • Las frustraciones que aceptarlas suponen un crecimiento personal, por ejemplo que nuestra pareja no sea exactamente como nosotras queremos que sea, tiene otros ritmos vitales  y no podemos compartir con ella todos nuestros gustos o espacios.

Por último deciros que hay pequeños desamores que sirven para crear cambios, y otros que constituyen el inicio del gran desamor, hablaré en una próxima entrada de este tema.

Cualquier duda preguntarme, estaré feliz en contestar, ya sea en los comentarios generales o un mensaje privado a través del correo o redes sociales. Si os gusta compartir 😉

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s